Se dice que su consumo se originó en India. Sin embargo, la berenjena es a día de hoy parte de los platos en casi cada rincón del mundo. Por esa razón, son muchas las personas que desean cultivar esta sabrosa y nutritiva hortaliza. Si deseas sembrarla en espacios pequeños para uso familiar, es muy importante que tomes en cuenta las técnicas básicas de la siembra, cuidado y cultivo de la berenjena.

¿Cuáles son esas técnicas? ¿Puedes hacer que las berenjenas sean más grandes? Responderemos estas y otras preguntas importantes que te permitirán realizar todo el proceso desde la siembra hasta la cosecha en un huerto casero con excelentes resultados.

Técnicas para conseguir berenjenas más grandes.

La clave para cosechar berenjenas sanas, sabrosas y de gran tamaño combina varios elementos: temperatura, abono, riego y polinización. A continuación vamos a detallar cada uno de estos a fin de ayudarte a tener claro cada uno de los pasos que debes dar.

Temperatura ideal para crecimiento de berenjenas grandes.

En cuanto a la temperatura es muy importante que tomes en cuenta que la berenjena requiere de luz solar en grandes cantidades. Por eso podemos decir que es una planta de clima cálido. Claro, no hace falta exagerar en este punto ya que, si bien es cierto que puede soportar hasta 45 °, lo ideal es que la temperatura esté entre los 20 y los 30 grados centígrados.

Debes saber que si la planta está expuesta a una temperatura menor de los 20 grados, sufrirá  daños y por ende impedirá que pueda producir berenjenas grandes y sanas, si es que acaso las produce. Lo mismo ocurre si se mantiene expuesta a altas temperaturas por largo tiempo. Puedes sembrarla en una maceta con la ubicación ideal para que le dé la luz del sol todo el día. Luego, al trasplantarla, también debes asegurarte de que el lugar elegido cuente con luz solar suficiente.

Abono ideal para el crecimiento de berenjenas grandes

Para que la berenjena crezca bien requiere principalmente de los siguientes elementos: Potasio, Calcio, Nitrógeno, Fosforo y Magnesio. Existen diferentes fertilizantes comerciales que pueden ayudarte en este campo, pero también puedes prepararlos en casa. Para siembras en huertos puedes valerte de los siguientes tips a fin de saber cuál de los elementos mencionados antes necesitarás:

  • Si la hoja muestra un color marrón o amarillo del centro hacia afuera, necesita potasio. Puedes preparar un té de banana y rociarlo en la tierra.
  • Si notas que el follaje está débil, amarillento, es deficiencia de nitrógeno. Puedes solucionarlo agregando estiércol al suelo. También es posible obtenerlo agregando café a la raíz de la planta.
  • Si las hojas más nuevas de la planta toman un color amarillo, necesitas agregarle calcio. El mismo lo puedes obtener de la cascara de huevo. Lo puedes triturar y agregar como abono.

Como ves, puedes preparar tú mismo el fertilizante que requiere tu planta de berenjena. Por supuesto, no hay que esperar a que la planta enferme para colocarle fertilizantes. Si preparas bien el terreno, podrás garantizar el crecimiento de una planta sana.

Riego ideal para el crecimiento de berenjenas grandes

La berenjena es una planta que necesita de agua en grandes cantidades. Ahora bien, esto no debe confundirse con un terreno lleno de charcos. Por eso es muy importante que haya un buen drenaje.

La cantidad de agua por día que debes suministrar a la planta es de un litro y medio desde el momento de la siembra y durante todo su crecimiento. Ya cuando llega a la altura promedio, un metro o metro y medio, la cantidad de agua debe aumentarse hasta 5 litros por día. Debes cuidar mucho el drenaje, especialmente si siembras en una maceta para luego trasladarla al huerto.

Polinización para el crecimiento de berenjenas grandes

La polinización es un proceso indispensable para la producción de la berenjena. Y es que este proceso permite que el polen pase de la parte masculina a la femenina de la planta. Vamos a destacar algunas maneras en que se lleva a cabo la polinización de la berenjena.

  1. Polinización animal. Esta es realizada por las abejas, especialmente las salvajes. Así que es necesario atraerlas a la siembra, para ello puedes valerte de plantas como Geranio, Trébol, amapolas, entre otras. Una vez cuentes con abejas en tu siembra de berenjenas, solo debes dejar que ellas hagan el resto del trabajo. En este punto es necesario mencionar lo importante que es evitar al máximo los pesticidas, pues, aunque pueden acabar con los bichos y animales indeseables, también pueden afectar la visita de las abejas a la siembra, indispensables para la producción de berenjenas grandes y sanas.
  2. Polinización manual. Es probable que por tratarse de un huerto, no cuentes con abejas. En ese caso, es necesario que hagas tú el trabajo completo. Para ello es necesario que tengas claro cuál es la parte masculina y cual la parte femenina. Una vez hecho esto puedes realizar la polinización de 2 maneras:

 

  • Moviendo la planta. Si tocas la planta con suavidad, esto permite que se realice la polinización de manera efectiva. Es cierto que es un trabajo grande si se tratan de muchas plantas, pero los resultados bien valen la pena.
  • Usando herramientas. Como el objetivo es lograr que el polen pase de la parte masculina a la femenina de la flor, puedes hacer uso de un pincel o algo parecido y darle vueltas dentro de la flor. Eso ayudará a cumplir el proceso.
  1. Polinización a través del aire. Otra manera en la que se puede transportar el polen dentro de la flor es mediante el aire. Por eso, puedes usar un ventilador para cumplir esta función. De esa manera, el polen se moverá por toda la planta.

Recomendaciones finales para cosechar berenjenas más grandes

La época ideal para sembrar berenjenas es los meses de marzo y abril. La cosecha, en la mayoría de los casos, ocurrirá 4 meses después. Dependiendo el crecimiento de las plantas, tendrás que decidir si colocar algún soporte para las mismas, evitando así que se quiebre el tallo o alguna otra parte.

Es cierto que esta planta exige mucho en varios sentidos, pero si tomas en cuentas las sugerencias que hemos comentado en este artículo, podrás asegurarte de no solo cosechar berenjenas, sino disfrutar de las más